Investigadores de la Universidad de California en San Diego han descubierto que un solo tratamiento para inhibir un gen llamado PTB en modelos experimentales convierte los astrocitos nativos, células de soporte cerebral, en neuronas que producen el neurotransmisor dopamina. Como resultado, los síntomas de la enfermedad de Parkinson de los ratones desaparecen, según publican en la revista ‘Nature’.

El dr. Fu y su equipo de la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Diego estudiaron una proteína llamada PTB, que es bien conocida por unirse al ARN e influir en qué genes se activan o desactivan en una célula. Para estudiar el papel de una proteína como PTB, los científicos a menudo manipulan las células para reducir la cantidad de esa proteína.

El equipo descubrió que la inhibición o eliminación de un solo gen, el gen que codifica PTB, transforma varios tipos de células de modelos experimentales directamente en neuronas.

Un tratamiento para inhibir el PTB en modelos experimentales convirtió los astrocitos nativos, en neuronas que producen el neurotransmisor dopamina. Como resultado, los síntomas de la enfermedad de Parkinson de los ratones desaparecieron.

Neuronas que producen dopamina

“Los investigadores de todo el mundo han intentado muchas formas de generar neuronas en el laboratorio, utilizando células madre y otros medios, para que podamos estudiarlas mejor, así como para usarlas para reemplazar las neuronas perdidas en enfermedades neurodegenerativas. El hecho de que pudiéramos producir tantas neuronas de una manera relativamente fácil fue una gran sorpresa”.

En los modelos experimentales tratados, un pequeño subconjunto de astrocitos se convirtió en neuronas, aumentando el número de neuronas en aproximadamente un 30 por ciento. Los niveles de dopamina se restauraron a un nivel comparable al de los modelos experimentales normales. Además, las neuronas crecieron y enviaron sus procesos a otras partes del cerebro.