Un tercio de mujeres podrían morir por un mal del corazón, ya que las enfermedades cardiovasculares son responsables del 35 % de las muertes anuales de mujeres a nivel mundial.

Lo anterior representa un porcentaje mayor que todas las formas de cáncer combinadas, refiere la Federación Mundial del Corazón (WHF por sus siglas en inglés).

De acuerdo con este organismo mundial, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo. Esto con más de 18.6 millones de decesos en población adulta al año, de los cuales el 80 % se debe a enfermedades coronarias como: el infarto al corazón, la insuficiencia cardiaca (IC) y los accidentes cerebrovasculares.

El riesgo de la insuficiencia cardiaca

En el marco del Día Mundial del Corazón, que se conmemoró el 29 de septiembre, la WHF destacó la relevancia que tiene el impacto de las enfermedades cardiovasculares en la población femenina.

Recordó que con frecuencia la mujeres son subdiagnosticadas o subtratadas debido a que algunos síntomas difieren a las presentadas en los hombres.

En ese sentido, una de las causas de complicación y muerte cardiovascular poco conocidas es la insuficiencia cardiaca. Enfermedad donde las mujeres tienen un riesgo 20 % más alto que los hombres de desarrollarla o de morir dentro de los cinco años siguientes a su diagnóstico.

Síntomas y alcance de la insuficiencia cardiaca

La insuficiencia cardíaca es una enfermedad grave, crónica y progresiva en la que el músculo cardíaco no puede bombear suficiente sangre y oxígeno para satisfacer las necesidades del organismo.

Es decir, el corazón no puede seguir el ritmo de su carga de trabajo, manifestando en quien lo padece síntomas como:

  • Dificultad respiratoria.
  • Tos.
  • Cansancio.
  • Hinchazón de pies, tobillos, piernas o abdomen.
  • Aumento de la frecuencia cardiaca.

 

La WHF estima que la insuficiencia cardiaca afecta a 38 millones de personas en el mundo y se puede presentar tras la aparición de una afección cardiaca.

La insuficiencia cardiaca es de alta prevalencia en la población mundial. Si bien el 50% de los casos que se presentan son en población femenina, este riesgo aumenta con la edad. Por lo que llega a ser más frecuente en las mujeres que en los varones a partir de los 70 años.

De acuerdo con un estudio de la Sociedad Colombiana de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, las mujeres desarrollan con mayor frecuencia insuficiencia cardiaca con función preservada.

Nuevo tratamiento basado en innovación

Para los mexicanos que viven con insuficiencia cardiaca, recientemente se aprobó en el país el uso de una molécula nueva de iSGLT2, desarrollada por la alianza Boehringer Ingelheim – Lilly.

Se trata de la primera terapia en México indicada en pacientes con insuficiencia cardiaca con fracción de eyección ventricular izquierda reducida y preservada.

“Con la nueva terapia, tenemos una alternativa médica que busca la mejora de los resultados en todo el espectro de pacientes con insuficiencia cardiaca”. Así lo explica la Dra. Amada Álvarez Sangabriel, médica encargada de la Clínica de Insuficiencia Cardiaca y Trasplante Cardiaco del Instituto Nacional de Cardiología "Ignacio Chávez”.