Según los resultados actualizados del estudio fase 1b/2 ‘CARTITUDE-1’, que se presentarán como una comunicación oral en el programa científico virtual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO, por sus siglas en inglés), el tratamiento CAR-T de Janssen JNJ-4528, aporta tasas de respuesta tempranas, profundas y duraderas en pacientes con mieloma múltiple intensamente pretratados.

Se trata de un tratamiento en investigación de linfocitos T con receptores antigénicos quiméricos (CAR-T) dirigidos contra el antígeno de maduración de los linfocitos B (BCMA) en el tratamiento de pacientes con mieloma múltiple en recaída o refractario.

En concreto, los resultados del seguimiento a más largo plazo de la fase 1b del estudio muestran que todos los pacientes respondieron al tratamiento y que las respuestas fueron profundas y duraderas, con el 86 por ciento de los pacientes alcanzando una respuesta completa estricta con una mediana de seguimiento de 11,5 meses y el 86 por ciento de los pacientes continúan vivos y sin progresión a los nueve meses.

La tasa de respuesta global  del 100 por cien incluye al 97 por ciento de los pacientes que alcanzaron una respuesta parcial muy buena o mejor y al 3 por ciento que alcanzaron una respuesta parcial. Las respuestas se observaron en pacientes con mieloma múltiple intensamente pretratados.

El investigador principal del estudio, Jesús G. Berdeja, expone que “los resultados a más largo plazo de JNJ-4528, como se demuestra por los últimos hallazgos del estudio ‘CARTITUDE-1’, muestran el efecto continuado del tratamiento en pacientes intensamente pretratados que se enfrentaban a un pronóstico desfavorable. Estamos esperanzados no solo por la tasa relativamente alta de respuestas completas estrictas, sino también por la supervivencia libre de progresión observada en estos pacientes”.

Los acontecimientos adversos más frecuentes observados en el estudio CARTITUDE-1 fueron neutropenia y síndrome de liberación de citocinas. En los pacientes que experimentaron acontecimientos adversos de grado 3 o superior, los más frecuentes fueron neutropenia, trombocitopenia y leucopenia.