"Una cosa es digitalizar y otra la transformación digital”, sostuvieron los  especialistas participantes en el XII Jornadas de la Sociedad Española de Directivos de la Salud  (SEDISA) que se han desarrollado desde el jueves hasta este sábado en el Palacio Euskalduna de Bilbao.

“Estamos inmersos en una etapa de humanización de los directivos sanitarios y esto conlleva que tengamos que ser los líderes de este cambio digital sanitario, que será bueno para los profesionales y los pacientes”.

Estas fueron algunas de las ideas claves debatidas en la mesa sobre “los retos de la transformación digital”, en el encuentro de SEDISA en la capital vizcaína en la que han participado más de 700 directivos de todo el Estado.

transformación digital

Mesa sobre los retos de la transformación digital.

La transformación digital abre un panorama novedoso en todas las áreas asistenciales y también en todos los agentes sociales, “pero si  la digitalización es una herramienta para mejorar, no debe de servir para seguir haciendo lo mismo”.

Datos

“Las nuevas tecnologías deben de estar abiertas a todos; los sanitarios que aportan los datos deben sentir que estos les son devueltos desde las direcciones de sus centros aportándoles valor".

"Y sobre todo tienen que ser medidos”, subrayó Inmaculada Mediavilla, presidenta de la Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA).

Tras la crisis sanitaria, Mediavilla sostuvo que ahora toca recuperar de nuevo la actividad y volver a gestionar los servicios “en base a lo que se necesita, y medir los resultados de lo que se hace es clave para mejorar la asistencia”.

La medicina basada en la evidencia, que hemos estado aplicando, tiene que dar paso a una medicina en la que al paciente no se le deje fuera. “Tenemos muchos datos, pero de nada nos sirven si no están disponibles para los profesionales”, remarcó.

Según Mediavilla, “no se está produciendo en Sanidad una transformación digital; tendemos a hacer las cosas como siempre; los sistemas sanitarios no contamos con cuadros de mando para facilitar el cambio digital”.

Inmaculada Mediavilla presidenta de la SECA

I. Mediavilla, presidenta de la SECA.

“Y a los profesionales hay que explicarles con datos que lo que hacen aportan valor; los gestores tienen la función de ofrecerles la máxima información, cosa que no se hace”.

Medición

Para que la digitalización funcione debe ser medible y por tanto debe estar basada en indicadores. En este sentido, la presidenta de la SECA adelantó varios de los detalles del manual Valora que será presentado próximamente.

Un manual que  precisamente trata de aportar esa capacidad de medición que pueda permitir la gestión de los datos.

En la mesa sobre los retos de la transformación digital, participó también Santiago García Blanco, director general de Transformación Digital del Servicio Cántabro de Salud.

García Blanco sostuvo que las Comunidades Autónomas (CC. AA.) “son las que sostenemos el Estado de Bienestar y las que aspiran y trabajan por una sanidad que genere valor al paciente”.

Soluciones

El experto consideró que en un sistema sometido a tanta presión asistencial, las nuevas tecnologías tendrían que ayudar “a pasar de una Sanidad de agudos a una Sanidad preventiva que se adelante a los problemas. Y para ellos nos servirán las TICs”.

“Unas tecnologías que aporten con valor a los nuevos problemas sanitarios; cronicidad, envejecimiento y que estén abiertas no solo a los profesionales sino también a la ciudadanía”.

transformación digital

Santiago García Blanco, del Servicio Cántabro de Salud.

“Los gestores tenemos que acompañar a los sanitarios en la transformación digital y convencerles para que crean en las nuevas herramientas, que facilitarán su trabajo y ayudarán a los pacientes”.

Para García Blanco, los cargos directivos somos los primeros que tenemos que creernos la transformación digital y “tirar de este cambio y liderarlo”, concluyó.

David Cantero, director médico OSI Barrualde Galdakao -Osakidetza, reconoció que todavía gran parte de la cultura de los profesionales sanitarios tiene que ver más con lo analógico que con lo digital.

“Estamos usando la historia clínica como se hacía hace 30 años; tenemos un entorno digital potente, pero en esta cultura sanitaria no se ha avanzado al ritmo que hubiera sido posible”, apuntó Cantero.

Información

A juicio de este experto, “la integración de las nuevas herramientas conllevan una adaptación de sanitarios, pacientes y hay que saber gestionarlas para que sean aceptadas; estamos tratando temas de antes con nuevas tecnologías”.

David Cantero, director médico OSI Barrualde Galdakao-Osakidetza en la Jornada de SEDISA

D.Cantero, director OSI Barrualde Galdakao/Osakidetza.

“Hay hacer entender a los clínicos que hay otra forma de hacer las cosas que aportan valor al sistema”, apuntó. La calidad de ese valor que pueden aportar los datos tiene que ver con el “core” de la información y la calidad que genera la historia clínica.”.

La narrativa médica está anclada en el pasado, a pesar de tener un entorno digital que te permite poderla estructurar”, sentenció el especialista de Osakidetza.