La proteína NOD1, que ya se había relacionado con numerosas patologías inflamatorias y cardiovasculares, desempeña también un papel preeminente en el equilibrio de los niveles de hierro en el organismo (homeostasis) y la ferroptosis (muerte celular por exceso de hierro). Así lo demuestra un nuevo trabajo que destaca que los mecanismos mediados por NOD1 podrían proporcionar nuevas vías de investigación. Tanto en el diagnóstico como en el tratamiento de enfermedades relacionadas con el hierro.

Se trata de un estudio liderado desde el área de Enfermedades Cardiovasculares del CIBER (CIBERCV) y el Instituto de Investigaciones Biomédicas Alberto Sols (CSIC-UAM). También cuenta con participación también del área de Enfermedades Hepáticas y Digestivas del CIBER (CIBEREHD).

El objetivo de este nuevo trabajo se centró en estudiar el papel la una proteína del sistema inmune, NOD1. “Las conexiones entre el metabolismo del hierro y las enfermedades cardiovasculares como la aterosclerosis están todavía mal definidas”, señala  Lisardo Boscá, uno de los coordinadores de este estudio.  Por ello, este equipo puso el foco en la contribución de NOD1 a la función de los monocitos y macrófagos para la homeostasis del hierro. Todo ello, en un contexto aterogénico, estudiando modelos humanos y de ratón.

Impacto de NOD1 en enfermedades relacionadas con el hierro

Los resultados del trabajo destacan el papel preeminente de NOD1 en la homeostasis del hierro y la ferroptosis, sobre todo en condiciones pro-aterogénicas. En concreto, este equipo pudo observar que los ratones carentes de NOD1 y sometidos a condiciones aterogénicas  (mediante la administración de una dieta rica en grasa)  presentaban una notable disminución en el contenido de hierro en diversos órganos. En concreto, en el bazo, hígado y corazón, tres de los mayores reservorios y tejidos reguladores de este elemento.

Al mismo tiempo, se determinó que estos órganos presentaban una significativa fibrosis. Todo ello, como consecuencia del incremento en el contenido en células proinflamatorias procedentes de la circulación. Estos resultados abren nuevas vías para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades relacionadas con el hierro y mediadas por NOD1.

En este campo, apuntan a que las conexiones entre la ferroptosis, la modulación de la función del bazo, la aterosclerosis y la movilización de leucocitos brindan campos multidisciplinares para la investigación y la identificación de nuevas dianas farmacológicas contra diferentes enfermedades inmunometabólicas. Es el caso de diferentes tipos de anemias, incluida la anemia falciforme, entre otras.