Una vacuna experimental contra la gripe de una sola dosis intranasal es segura y produce una respuesta inmunitaria duradera, según un estudio de fase 1 publicado en la revista científica ‘Journal of Clinical Investigation’.

La vacuna en investigación, denominada Ad4-H5-VTN, es una vacuna adenovírica recombinante y replicante diseñada para estimular los anticuerpos contra la hemaglutinina, una proteína que se encuentra en la superficie de los virus de la gripe y que se adhiere a las células humanas.

Esta vacuna en investigación, desarrollada por Emergent Biosolutions, se administró por vía intranasal (28 participantes en el estudio), en forma de cápsula oral (10 participantes) y a través de un hisopo amigdalino (25 participantes) a hombres sanos y mujeres no embarazadas de entre 18 y 49 años.

Los participantes que recibieron la vacuna por vía intranasal o a través de un hisopo amigdalino mostraron niveles de anticuerpos neutralizantes específicos del H5 significativamente más altos en comparación con el grupo que recibió la cápsula de la vacuna por vía oral. Los participantes que recibieron la vacuna intranasal excretaron ADN viral durante dos a cuatro semanas, pero el virus pudo cultivarse durante una media de sólo un día.

Los participantes tenían evidencia de respuestas de células T CD4+ y CD8+ específicas para el H5. Además, los voluntarios que recibieron la vacuna intranasal tenían niveles elevados de anticuerpos neutralizantes en suero a las 26 semanas de la vacunación, y este nivel se mantuvo sin cambios entre tres y cinco años después de una única dosis intranasal de la vacuna. La duración de la excreción viral se correlacionó con una elevada magnitud de respuesta de anticuerpos neutralizantes en la semana 26. Además, la vacuna intranasal indujo una respuesta de anticuerpos en las mucosas de la nariz, la boca y el recto.

Los autores del estudio especulan que las vacunas con vectores competentes en cuanto a la replicación pueden tener ventajas sobre otros tipos de vacunas porque pueden expresar proteínas virales a niveles más altos y durante más tiempo. Además, este tipo de vacuna induce una respuesta inmunitaria en las mucosas que es fundamental para limitar la transmisión de los virus que infectan los tejidos de las mucosas. Según los autores, la plataforma de la vacuna podría ser muy adaptable para su uso contra otros virus, como el VIH y el SARS-CoV-2.