Desde hace 20 años, la UNAM ofrece al público el servicio de diagnóstico por imagen molecular a quienes presentan patologías como cáncer, procesos infecciosos y problemas cardiacos.

En la Unidad PET/CT de la Facultad de Medicina (FM) se realizan estudios menos costosos e invasivos. Esto gracias a que la tecnología del equipo se lleva a cabo con menores dosis de radiofármacos y en poco tiempo.

De acuerdo con el responsable de la Unidad, Miguel Ángel Olarte Casas, las funciones principales de esta son:

  • Atención al público.
  • Enseñanza e investigación.
  • Elaborar protocolos con la información que se obtiene en el lugar.

 

"Se trata de un centro formador de alta especialidad, en el cual recibimos cada año médicos residentes. Este lugar ha permitido que la UNAM sea punta de lanza en México y toda Latinoamérica, porque funge como centro de enseñanza para aprender este tipo de tecnología, métodos diagnósticos y poderlos reproducir en otros países”, dijo el experto.

Técnica de Radiofarmacia en la UNAM

Olarte Casas explicó que al trabajar en conjunto con la Unidad de Radiofarmacia-Ciclotrón, se obtienen radiofármacos de vida media que no requieren traslado mayor.

Explicó que una tomografía por emisión de positrones (PET, por sus siglas en inglés) es una técnica de diagnóstico médico con la que se captan imágenes funcionales. Lo anterior a partir de la distribución espacio-temporal de radiofármacos dirigidos a blancos moleculares específicos.

Este estudio consiste en aplicar radiofármacos, que son moléculas que se unen y van directamente a ciertos tejidos. Con el fin de que los especialistas puedan identificarlos y escanearlos a través del equipo con el que cuentan. Es un estudio no invasivo, lo que representa una significativa ventaja.

Además de evaluar estos radiofármacos, también fusionan un estudio anatómico (tomografía computada), con el cual se logra mayor certeza en el diagnóstico, porque identifica dónde está la lesión que se quiere investigar, cuánto mide, si invade o no otros órganos.