La LXX Reunión Anual de la Sociedad Española de Neurología (SEN) ha sido el marco elegido por la compañía farmacéutica Novartis para dar conocer el inicio de una investigación pionera e innovadora, en colaboración con la firma especializada en dispositivos médicos inteligentes y biomarcadores digitales FeetMe, centrada en el desarrollo de unas plantillas que miden la progresión en pacientes que padecen esclerosis múltiple (EM). El estudio implementa el uso de unas plantillas portátiles destinadas a mejorar la evaluación en condiciones reales de los pacientes con esclerosis múltiple, con el objetivo de ayudarles a manejar la patología y mejorar su movilidad.

En concreto, se trata de un ensayo único, coordinado por el experto en EM, el doctor Guillermo Izquierdo- responsable de la Unidad de Investigación y Tratamiento de la EM de la Fundación Vithas Nisa- y desarrollado de forma exclusiva en el Hospital Vithas Nisa Sevilla, que recientemente ha logrado la primera inclusión de pacientes, de una muestra total de más de 200. “Los datos preliminares del ensayo se publicarán pronto y confiamos en que serán buenos; además de resultar satisfactoria para estos pacientes también es muy posible que del estudio se puedan beneficiar pacientes con otras dolencias como ELA, Parkinson… todas las que tienen relación con la marcha”, añadió el especialista.

La finalidad última del proyecto, que adopta un tipo de tecnología digital emergente basada en la I+D, es contribuir a medir la movilidad de los pacientes a través del análisis del movimiento y la postura en tiempo y en condiciones de vida reales, mediante la coordinación de sensores de presión y movimiento y el uso de algoritmos de aprendizaje reforzado. Todo ello permite evaluar la capacidad funcional de los pacientes con esta enfermedad.

La importancia de esta nueva herramienta terapéutica, “que servirá para mejorar la calidad de vida de estos pacientes”, radica en que la esclerosis múltiple, una  enfermedad que afecta al sistema nervioso central (SNC), de carácter autoinmune y crónico, tiene en España una prevalencia de 47.000 casos y cada año se diagnostican 1.800 nuevos casos. Además se presenta en el 70 por ciento de los casos entre personas jóvenes adultas -entre los 20 y 40 años- siendo la segunda causa de discapacidad en nuestro país, tan solo solo por detrás de los accidentes de tráfico.

Novrtis_plantillas_EM

Las dos compañías, con el apoyo de la Fundación Vithas Nisa, se han comprometido con la creación de una plantilla conectada y un software asociado para medir la presión plantar y los parámetros espaciotemporales de la marcha, así como de las tecnologías para monitorear los datos del paciente en tiempo real y detectar los cambios biológicos y conductuales, marcando un nuevo hito en la evaluación remota de la evolución de la EM en tiempo real.

En opinión del experto Guillermo Izquierdo, responsable de la Unidad de Investigación y Tratamiento de la EM de la Fundación Vithas Nisa, “cuantificar el estado y la progresión de la EM supone todo un reto para los especialistas y los pacientes, sobre todo, si no se dispone de datos en tiempo real”.

En la actualidad, solamente existen herramientas subjetivas como las escalas clínicas para calificar la movilidad, con una notable falta de sensibilidad que ayude a adaptar correctamente los tratamientos terapéuticos. “Por esta razón, creemos en este ensayo y en su potencial real de mejorar la vida de las personas que padecen EM en todo el mundo”, remarcó visiblemente esperanzado.

Nuevos dispositivos

Desde la compañía FeetMe muestran su satisfacción por la colaboración, ya que “supone una oportunidad única para poner en marcha nuevos dispositivos médicos que contribuyan a evaluar a los pacientes de EM y la evolución de su patología para su adecuado manejo”.

La plantilla conectada permite tanto al paciente como al médico gestionar y evaluar en tiempo real la eficacia de los tratamientos para adaptarlos de forma más precisa. Sin duda, la creación de nuevos biomarcadores digitales reforzará las terapias existentes como una solución complementaria de diagnóstico y monitorización objetiva, que se adapta al estilo de vida de la persona con EM.