Unidad Enfermera, integrada por las principales organizaciones y asociaciones de la profesión, convocó una manifestación el pasado 18 de junio en Madrid. A la mima acudieron más de 8.000 profesionales de Enfermería. El objetivo era denunciar el incumplimiento de las cientos de medidas comprometidas durante la pandemia para mejorar la Sanidad y las condiciones de sus profesionales.

La manifestación se ha iniciado en la Plaza de Jacinto Benavente de Madrid. Después de pasar por el Congreso de los Diputados, ha finalizado su recorrido junto a la sede del Ministerio de Sanidad. Allí, la enfermera Araceli Santos leía un manifiesto en defensa de la Sanidad y los derechos de los profesionales. En su intervención, ha recordado que, en julio de 2020, el conjunto de partidos políticos acordaron en el Congreso de los Diputados la puesta en marcha de más de 200 medidas y actuaciones para mejorar nuestro Sistema Sanitario. Casi dos años después, no se ha hecho nada. “Han sido ignoradas y olvidadas en un claro alarde de desprecio a nuestra sanidad y sus profesionales”.

Las demandas de Unidad Enfermera

En esta manifestación de Unidad Enfermera también intervenía el presidente del Consejo General de Enfermería (CGE), Florentino Pérez Raya. Según el mismo, “España cuenta con unas de las mejores enfermeras del mundo. Unos profesionales que siempre lo han dado todo por los pacientes, antes, ahora y muy especialmente durante la pandemia”. Todo ello recordando que entonces se jugaron la vida para prestar su asistencia, “muchas veces, sin material de seguridad”.

En esta línea, añadía que “el compromiso de los Gobiernos y políticos con la profesión enfermera sigue siendo el mismo que desde hace décadas: cero. Da igual su ideología, y no vamos a permitirlo más. Hoy está aquí toda la profesión unida y no vamos a parar hasta conseguir que los políticos aporten soluciones reales”.

Por su parte, el presidente del Sindicato de Enfermería, SATSE, Manuel Cascos, señaló que la manifestación, sin precedentes en la historia reciente, ha mostrado la unidad, fuerza y compromiso del colectivo profesional sanitario más numeroso de nuestro país. “No vamos a aceptar ni una sola afrenta más a una profesión que siempre da el 100 por 100 y que no va a tolerar ningún retroceso ni recorte más".

Por último, intervenía Mari Lourdes de Torres, secretaria general de la Unión Española de Sociedades Científicas (UESCE). Esta incidía en la necesidad de contar con una profesión regulada y estable con contratos dignos. Todo ello para evitar así el abandono y la emigración de los jóvenes profesionales a países que reconocen y remuneran su labor.