Redacción, Castilla y León.- La excesiva burocratización de las consultas, la adecuada distribución de los recursos humanos, el tiempo de consulta, la falta de coordinación con los médicos de los hospitales o la formación continuada han sido algunosde los aspectos que se han debatido en la mesa redonda que sirvió como apertura del III Congreso de Atención Primaria de Castilla y León, organizado por la Sociedad de Medicina Rural y Generalista de Castilla y León (Semergen " Castilla y León) y la Sociedad Castellana y Leonesa de Medicina de Familia y Comunitaria (SCLMFyC) que tiene lugar en León hasta el 14 de junio, y que ha congregado en la capital leonesa a unos 300 facultativos de la región.

La necesidad de normalizar la Atención Primaria para que no existan distintas categorías profesionales en un mismo centro de salud, y para que sólo haya un único tipo de médico de familia o una reestructuración más profunda que evite cupos superiores a los 1.500 pacientes por médico o inferiores a los 500 fueron algunos de los problemas que destacaron Verónica Casado y Emilio Blanco Tarrio, presidenta de la Sociedad de Medicina de Familia castellanoleonesa y de Semergen de Castilla y León, respectivamente. En este sentido, el gerente de Sacyl, Antonio Sáez, además de inaugurar el Congreso y participar en la citada mesa redonda, anunció el compromiso para este año de cupos de no más de 1.800 pacientes por médico y a pesar de las dudas del auditorio sobre la realización de la reestructuración o la unificación de todo el colectivo subrayó este aspecto como uno de los objetivos prioritarios para su Gerencia e insistió en la inversión en infraestructuras.

En su intervención el doctor Emilio Blanco abogó por potenciar la formación continuada para mejorar la competencia profesional y satisfacer las demandas de la sociedad actual, a la vez que demandó más recursos tecnológicos para los centros de salud y los Puntos de Atención Continuada (PAC) de los núcleos rurales y mejores medios de desplazamiento para los facultativos y puso de manifiesto mediante claros ejemplos la falta de coordinación entre la Atención Primaria y la Especializada.

Por su parte, la presidenta de la Sociedad de Medicina de Familia y Comunitaria de Castilla y León, Verónica Casado, resaltó la capacidad de resolución de la Atención Primaria que está demostrado, "no tiene listas de espera, resuelve el 95 por ciento de los problemas de salud de la población, impacta de forma clara sobre la calidad percibida de los pacientes e incrementa los niveles de salud de la población por lo que pidió al gerente de salud de Castilla y León, Antonio Sáez, una verdadera apuesta por la Atención Primaria en la comunidad.