Según los datos elaborados por EVER HEALTH, empresa de telemedicina en empresas y centros educativos, la alergia primaveral tiene no solo un efecto en la salud, sino también en la economía. Concretamente, se estima que 1 de cada 6 trabajadores se verá afectado pòr la alergia primaveral, lo que supondrá la pérdida de más de 6 millones de horas de trabajo en las empresas en los próximos meses entre visitas a centros de salud y bajas médicas. De forma global, las pérdidas económicas para las empresas rondarán los 126,24 millones de euros.

A eso se le suman costes económicos para el sistema de salud, ya que según datos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEIAC) y del estudio de Farmacoeconomía de la Rinitis (FERIN), los gastos sanitarios de un enfermo de rinitis alérgica pueden llegar a los 584 euros.

La prevención como alternativa

Ante estas cifras, los expertos abogan por prevenir los posibles síntomas para tratar de mejorar no solo el estado de salud de  los trabajadores, sino también minimizar los costes sanitarios y económicos derivados de las alergias.  En este sentido, María José Torres, doctora de EVER HEALTH, agrega que también “es importante el seguimiento para vigilar los posibles efectos secundarios de la medicación que pueden producir disminución de la concentración y en el rendimiento en el trabajo, y así poder ajustar el tratamiento, minimizando los efectos secundarios, de forma que pueda realizar sus actividades con normalidad, incluida la actividad laboral”.

Además del inicio precoz del tratamiento que controle la sintomatología, desde EVER HEALTH como novedad, aportan que las empresas deberían considerar la telemedicina como una buena opción para atender a trabajadores con algún síntoma de alergia, ya que ayudaría a mejorar su monitorización y adaptar el tratamiento de cada paciente, además de que evitaría absentismo laboral que en muchos casos producen estas patologías por las visitas a las consultas médicas.