El Congreso anual del American College of Rheumatology (ACR) de 2019 en Atlanta ha sido el lugar elegido para que Abbie presente los resultados del estudio SELECT-AXIS 1.  El mismo muestra que  el doble de pacientes adultos con espondilitis anquilosante activa tratados con upadacitinib (cumplió el criterio de valoración principal de respuesta ASAS 40 (la Sociedad Internacional de evaluación de las espondiloartritis  en la semana 14 frente a placebo.  Estos resultados han sido igualmente publicados en The Lancet.

Sobre estos datos, Désirée van der Heijde, profesora en el Centro Médico de la Universidad de Leiden, Países Bajos afirmaba que “los resultados de este estudio ponen de relieve el potencial de upadacitinib como una opción terapéutica adicional para pacientes con espondilitis anquilosante”.

Por otra parte, en cuanto al perfil de seguridad, este coincidió con el de estudios previos en artritis reumatoide, sin detectarse nuevos riesgos de seguridad. Hasta la semana 14, los porcentajes de pacientes con acontecimientos adversos que provocaron la interrupción, acontecimientos adversos graves e infecciones fueron del 2, 1 y 20 por ciento con upadacitinib y del 3, 1 y 28 por ciento con placebo, respectivamente.

Cabe recordar que upadacitinib, un inhibidor de la JAK descubierto y desarrollado por AbbVie, se está estudiando como tratamiento de administración una vez al día para la EA y múltiples enfermedades inflamatorias inmunomediadas.

La limitación de los AINE

Como recordaba Désirée van der Heijde , “la espondilitis anquilosante es una enfermedad inflamatoria crónica y progresiva que provoca dolor y rigidez, principalmente en la columna vertebral, y que se inicia al principio de la edad adulta”. Sobre los tratamientos actuales, la experta añadía que “además de los biológicos, las opciones para pacientes con respuesta inadecuada a AINE o para los que el uso de AINE está contraindicado, son limitadas”.

De esta forma, upadacitinib estaría indicado en pacientes adultos con espondilitis anquilosante activa que no han recibido previamente fármacos biológicos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FAMEb) y que han mostrado una respuesta inadecuada o intolerancia a antiinflamatorios no esteroideos (AINE).