La obesidad es una enfermedad crónica y multicausal, que no ha sido debidamente tratada, ya sea por desconocimiento de su complejidad o por el estigma social que existe.

México tiene una de las tasas de sobrepeso y obesidad más altas del mundo. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2021, ambas condiciones afectan al 42.9 por ciento de la población de 12 a 19 años. Mientras que la afectación al 72.4 por ciento de la población es para la población superior a los 20 años.

La obesidad es una enfermedad progresiva, que resulta de la interacción de factores conductuales, medioambientales, genéticos y metabólicos. Así lo explicó en conferencia de prensa el Dr. Fernando Pérez Galaz, cirujano gastro bariatra y cofundador de la asociación civil Obesidades.

El especialista agregó que la obesidad causa múltiples comorbilidades que contribuyen a un gran porcentaje de discapacidad y muerte prematura en la población. “Es importante hacer hincapié en que no se debe juzgar a la persona que vive con obesidad como carente de fuerza de voluntad, ya que la obesidad responde a múltiples causas”, dijo.

La necesidad de un tratamiento multidisciplinario

El experto recordó que vivimos en un ambiente obesogénico, es decir, que promueve el consumo de alimentos hipercalóricos y donde los mecanismos de esfuerzo y recompensa giran alrededor de la comida.

Lo anterior, dijo, crea una dependencia a nivel cerebral que pide más comida como compensación a los problemas de la vida cotidiana.

“Al ser una enfermedad tan compleja, la obesidad requiere de un tratamiento multidisciplinario”, aseguró.

Ese tratamiento deberá incluir:

  • Un estilo de vida saludable con actividad física.
  • Un abordaje integrativo cognitivo, psicodinámico y humanista.
  • Tratamiento farmacológico con medicamentos como los agonistas del receptor de GLP-1, fentermina y psicofármacos.
  • Cirugía bariátrica.

 

Ofrecen localizador de profesionales especializados en obesidad

La Dra. Verónica Vázquez Velázquez, psicóloga clínica y presidenta de Obesidades, enfatizó en que hay diferentes tipos de obesidad, por lo que el diagnóstico debe hacerse entendiendo las causas.

“Los especialistas debemos saber tratar esta enfermedad y acompañar al paciente. El tratamiento debe centrarse en la persona, considerando aspectos como estilo de vida, alimentación y situación económica”, dijo.

Tras el hecho de que la obesidad necesita de un tratamiento multidisciplinario, la asociación civil ofrece un localizador de expertos que tratan la obesidad desde diferentes especialidades. Se trata de un directorio de médicos y especialistas a los que los pacientes con obesidad pueden consultar para un correcto tratamiento.

Los especialistas cuentan con las debidas certificaciones, por lo que el paciente puede tener la confianza de que son verdaderos profesionales. “Tenemos registrados a 127 profesionales de la salud y clínicas, especializados en el tratamiento de la obesidad”, comentó.

Entre los profesionales de la salud registrados están médicos, nutriólogos, médicos del deporte, psicólogos, cirujanos bariatras, psiquiatras y pediatras.