No hay recortes ni desmantelamiento de la Atención Primaria (AP) en el País Vasco; todo lo contrario: el lehendakari del Gobierno vasco, Iñigo Urkullu, ha anunciado un refuerzo en la Primaria en Osakidetza.

El lehendakari ha remarcado que el refuerzo de la AP vendrá a través del avance en la “integración asistencial” y  la ampliación y consolidación de las plantillas.

Iñigo Urkullu intervino en el pleno de control del Parlamento vasco y quiso subrayar que la mejora de la AP es una prioridad para su Ejecutivo y demandó a sanitarios, universidad y partidos que se dejen de “brocha gorda” y de titulares de “brocha gorda y de titulares de trazo grueso” y que se comprometan a trabajar conjuntamente por un sistema de salud público.

Además, el sábado se celebraron en Vitoria-Gasteiz los primeros exámenes de la OPE de Osakidetza 2018-2019 en la que se ofertan en total 3.535 plazas a las que optan 38.654 aspirantes.

En esta primera fase se recogen aquellas categorías ligadas a la Atención Primaria con el objetivo de reforzarla y dotarla de mayor estabilidad, como las 332 plazas destinadas a Medicina de Familia y las 51 de Pediatría.

sagardui saludando a los trabajadores dela OPE

La consejera Sagardui se interesó por la marcha de la OPE.

Estabilidad

En este sentido, la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, puso en valor el esfuerzo que realiza el Servicio Vasco de Salud en la organización de esta OPE, "una muestra más del compromiso y de la voluntad de Osakidetza y del Gobierno vasco en su conjunto por la estabilidad y la calidad del empleo público".

"Somos conscientes de que lo mejor de Osakidetza, el bien más preciado, son sus profesionales y queremos afianzar y mejorar su situación", recalcó. Sagardui ha insistido en que en esta OPE se ha querido dar "prioridad" a la Atención Primaria, para dotar a sus profesionales de "estabilidad" que redundará en beneficio de todo el sistema.

3.500 plazas

En esta Oferta Pública de Empleo se ofertan 3.535 plazas y el proceso se ha dividido en dos fases. Los exámenes de la primea fase se han celebrado este fin de semana en el Aulario de la UPV/EHU de la capital alavesa, y los días 2 y 3 de julio en el BEC.

Un total de 38.654 personas aspiraron a una de las 1.610 plazas de esta primera fase. Los exámenes de la segunda fase se desarrollarán en otoño de este mismo año.

La consejera Sagardui llama a la tranquilidad a la ciudadanía

La consejera Sagardui llama a la tranquilidad a la ciudadanía.

El total de las plazas de la OPE están distribuidas en 19 categorías profesionales, entre ellas la Atención Primaria, a la que el Gobierno vasco ha querido "dar prioridad" para tratar de estabilizar el mayor número de plazas posible.

“Cambio cultural”

La preocupación por los cambios en Osakidetza entre la ciudadanía surgieron tras unas declaraciones en las que planteaba el necesario “cambio cultural en la Sanidad pública. Entre ellas incluyó la posibilidad de una mayor “movilidad” para acudir al médico por la falta de personal en los ambulatorios vascos.

Las afirmaciones de Sagardui coincidieron con la celebración del Congreso de la Sociedad Española de Medicina General y de Familia (SEMG) que se celebraba en Bilbao, donde los especialistas criticaron con dureza la situación de abandono en la que está la AP por parte de los gobernantes de todas las Comunidades del Estado.

La polémica surgió al anunciar la consejera que Osakidetza estaba trabajando en la redefinición de la cartera de servicios, al tiempo que destacó que se pasará de un modelo de hospital comarcal a un modelo de hospital especializado.

El nuevo modelo también, según dijo, conllevará una "mayor movilidad" tanto de pacientes como de profesionales, una circunstancia que "no debería constituir un problema en una comunidad pequeña como Euskadi, pero supone un cambio cultural porque habrá que desplazarse a menudo para recibir atención en determinados procesos".

osakidetza-falta-medicos.

La ciudadanía no tendrá que desplazarse a otros centros.

En Euskadi la falta de pediatras es  un problema que viene de largo y, al parecer, con solución complicada.  La subdirectora de Atención Primaria del Gobierno vasco, Susana Martín, en la comisión de Salud del Parlamentó aseguró que la situación  es “preocupante porque resulta difícil llegar a conocer qué les puede resultar atractivo de una plaza”.

3.000 euros

En su intervención, la subdirectora de Atención Primaria ha contextualizado: “Un médico o una médica que acaba de terminar su residencia tiene en estos momentos un contrato de larga duración ofertado por Osakidetza de alrededor de 3.000 euros, en un horario, que en un porcentaje muy alto de las plazas, es de mañana de 8:00 a 15:00 horas”.

Los intentos de Osakidetza por cubrir las vacantes han resultado un fiasco. Así, 20 de las 30 plazas de Pediatría ofertadas han quedado sin cubrir y otras 50 de las 116 destinadas a las de adulto.

Citó como ejemplo el equipo de protonterapia, donado por Amancio Ortega, y que se ubicará en el Onkologikoa de Donostia y que dará servicio a toda Euskadi y también a comunidades limítrofes.

Respecto al uso de las tecnologías para la atención sanitaria, Sagardui apostó por su utilización "no para sustituir" la atención presencial sino para "mejorar", y ha remarcado que "quien no pueda tener acceso a esos formatos, siempre podrá ser atendido por teléfono o en el propio centro de salud".

sagardui saludando a los trabajadores dela OPE

Sagardui se interesó por la OPE de Vitoria-Gasteiz.

El mismo modelo

Ante la alarma que se generó entre la ciudadanía y los profesionales, Sagardui tuvo que salir a matizar sus declaraciones, realizadas en un foro privado, porque no solo consiguió unir a todos los grupos de la oposición, sino también a todos los sindicatos y organizaciones de médicos en su contra.

No habrá un cambio de modelo en Osakidetza”, dijo, mientras lamentó la preocupación y la polémica creadas. “Solo habrá cambios para mejorar”.

En lo que respecta a la cercanía, Sagardui subrayó “que no habrá cambios en la AP. Seguiremos mejorando, tanto  en las infraestructuras como en las tecnologías que esté en nuestra manos, y, sobre todo con profesionales.

Llamamiento a la calma

Sagardui ha pedido a la ciudadanía “tranquilidad”, porque podrá seguir desplazándose a su centro de salud más cercano. “Seguirán con un sistema de cercanía y de calidad”.

En el País Vasco hay 340 centros de salud “y seguiremos así; este ha sido siempre nuestro modelo y orgullo”, recalcó.

En coincidencia con la consejera, la subdirectora de AP del Gobierno vasco, Susana Martín, que compareció ante la Comisión de Salud del Parlamento explicó que una persona  que acaba de terminar su residencia tiene en estos momentos un contrato de larga duración ofertado por Osakidetza de alrededor de 3.000 euros, en un horario, que en un porcentaje muy alto de las plazas, es de mañana de 8:00 a 15:00 horas”.

Los intentos de Osakidetza por cubrir las vacantes han resultado un fiasco. Así, 20 de las 30 plazas de Pediatría ofertadas han quedado sin cubrir y otras 50 de las 116 destinadas a las de adulto.

Rebeka-Ubera-EHU-contra las medidas de recortes de Osakidetza

Rebeka Ubera, de EH Bilbu, critica la situación de la AP

Privatizaciones

“Lo llaman cambio cultural cuando detrás está el desmantelamiento del servicio público”, denunció Rebeka Ubera, de EH Bilbu, el grupo mayoritario de la oposición. “Los médicos de AP no pueden más y se sigue sin reconocer el esfuerzo realizado en la pandemia”, señaló.

Laura Garrido, del PP+Cs, sostiene también que Osakidetza no puede esconder tras “el cambio cultural” los problemas que no son sobrevenidos, sino estructurales. “Faltan médicos de AP y pediatras y un número importante de profesionales se jubilaran próximamente y no habrá recambio”.

Sin previsión

Para el PP, la falta de previsión ha sido absoluta y "más teniendo en cuenta que tenemos una población envejecida; hay muchos pacientes con dolencias crónicas y pluripatologías".

Recordó, igualmente, que de 1.700 facultativos de AP está previsto que se jubilen 500 en un lustro, “por lo que tomar medidas es urgente”.

Desde Elkarrekin Podemos-Iu, Miren Gorrotxategui apuntó que hay un proceso de desmantelamiento de lo público alarmante. En su opinión, la privatización no puede ser encubierta bajo el eufemismo de cambio cultural. “Es una decisión política”.

Esta formación comparó los planes descritos por Sagardui como el “modelo Ayuso” en la Comunidad de Madrid, cuyo protocolo de actuación, ante los medios de AP en los centros, es poner al frente de los mismos a la Enfermería.