E.P., Gerona/Barcelona.- Los urólogos y cardiólogos de Gerona han acordado rescindir sus contratos con las mutuas si estas compañías no les mejoran las condiciones laborales y no incrementan los honorarios que reciben por prestar sus servicios. Los pediatras y dermatólogos ya tomaron esta decisión el pasado mes de junio.

Esta es una de las medidas que se ha acordado en la reunión que celebraron los abogados de los médicos especialistas en Gerona, según informó uno de los letrados, Mario Rueda. Los urólogos tienen previsto dejar de trabajar para Adeslas el próximo 6 de octubre, mientras que los cardiólogos optan por hacerlo a partir del 14 de octubre.

Esta medida se ampliará al resto de mutualidades de la patronal UCEAC a medida que se rescindan los contratos, según Rueda. Además, el resto de especialidades también podrían secundar esta actuación. Actualmente, la retribución media que los médicos reciben por visita se sitúa en 6 euros.

La decisión, que podría afectar a los 600 médicos y 100.000 mutualistas de la provincia, se produce después de romperse las negociaciones que el pasado mes de julio el Colegio Oficial de Médicos de Girona inició con representantes de la patronal UCEAC para cerrar un convenio marco.

La principal causa del bloqueo de las negociaciones es la posición de Adeslas, que "impone unas condiciones inaceptables para sentarse a negociar", señaló Rueda. El resto de compañías de UCEAC, como Sanitas, DKV Seguros o Mapfre se podrían ver afectadas en breve porque los médicos amenazan con dejar de trabajar para ellas a medida que finalicen los contratos, añadió.

Aún así, las negociaciones con la Federación Catalana de Mutualidades de Previsión Social -la otra patronal del sector que incluye a Mutua General de Cataluña, Montepio y Asisa- proseguirán para intentar llegar a un acuerdo.

El consejero de Sanidad, Xavier Pomés, mostró su confianza en que finalmente se resuelva la situación y apeló a "la responsabilidad" de ambas partes. "Es un conflicto de tipo mercantil y por el momento, nadie nos ha pedido que la Generalitat haga de mediador", añadió.

Representantes de UCEAC convocaron el jueves por la tarde una reunión de urgencia para analizar la situación y tomar una posición oficial, según informaron fuentes de la patronal. "Es un tema suficientemente importante y grave para estudiarlo con profundidad", añadieron.

Barcelona descarta secundar el plante

En principio, esta medida de presión no será secundada por los médicos especialistas de Barcelona que trabajan para las mutuas, ya que el Colegio Oficial de Médicos de Barcelona "mantiene desde el año 2000 un acuerdo marco con todas las compañías", según ha informado su vice-presidente, Alfons Malet.

A pesar de que algunas aseguradoras pagan por debajo de los 21 euros que los médicos de Barcelona consideran que deberían recibir por cada visita, las aseguradoras "incrementan cada año el IPC anual", señaló Malet. A diferencia de Barcelona, en el resto de provincias de Cataluña "no hay esta tradición de pacto", añadió.