Durante la Jornada IDIS El Pulso de la Sanidad. Encuesta de percepción, se ha presentado la Encuesta de la Sanidad Privada en España: Percepción del sistema sanitario. Se trata de un trabajo llevado a cabo por SIGMA DOS para la Fundación IDIS con más de 3.000 encuestas telefónicas.

Los resultados revelan que la nota media que obtiene la sanidad privada es de un 7,3 (frente al 7,1 de la sanidad pública). Muestran, asimismo, cómo el grado de satisfacción de la sanidad privada registra una subida creciente y continuada desde 2020. Esta tendencia se observa tanto entre la población con seguro privado (llegando a un 7,5) como entre la población que solo dispone de sanidad pública (6,9).

Asimismo, se concluye que el 83 por ciento de los usuarios de la sanidad privada están entre satisfechos y muy satisfechos con sus servicios prestados. En concreto, la consecución de citas (79 por ciento); el acceso a pruebas diagnósticas (81 por ciento);  la atención en consultas externas o centros de especialidades (80 por ciento) y en urgencias (63 por ciento) son los aspectos más valorados.

Satisfacción de los usuarios de la sanidad privada

Para Juan Abarca, presidente de la Fundación IDIS, “este sondeo de opinión representativo y estadísticamente significativo es clave”.  No obstante, muestra cómo la percepción del sector de titularidad privada ha mejorado en su calificación general. Además, lo hace tanto entre la población con seguro privado como entre aquella que solo dispone de seguridad social.

Por otra parte, según las respuestas obtenidas en la Encuesta, la innovación y la financiación adecuada son dos de los aspectos que mayor importancia siguen suscitando entre la población. De hecho, un 95,2 por ciento por ciento de los españoles ve necesario, muy necesario o bastante necesario que el Gobierno incremente los recursos destinados a salud y sanidad. Otra de las dimensiones analizada en esta encuesta es la interoperabilidad. El 95,5 por ciento considera este paso entre necesario y muy necesario.

Así, según Abarca “es imprescindible trabajar de forma sinérgica y coordinada en el desempeño estratégico sanitario de nuestro país, ejerciendo el liderazgo que le corresponde en esta materia. Para ello, la confluencia y participación de todos los agentes implicados es esencial. Se ha de dar respuesta a los ciudadanos que, con sus valoraciones, lo están demandando”.