El descanso y la tranquilidaden la que nos sumergimosen las tan ansiadas vacacionespueden verse enturbiados poralguna que otra molestia. Derepente, ya no tenemos prisapara hacer las cosas, no comemosigual y nuestras rutinasdiarias cambian de forma radical:de la oficina a la playa, yde una hora rápida…