Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) han apoyado por unanimidad recomendar la utilización de las vacunas de Moderna y Pfizer/BioNTech contra la COVID-19 en bebés a partir de 6 meses.

La recomendación está pendiente de la firma de la directora de los CDC, Rochelle Walensky, pero una vez superado ese trámite se podrían empezar a administra las vacunas tan pronto como la semana que viene, informa la cadena estadounidense CNN.

El viernes, durante el debate de la propuesta, el doctor Matthew Daley explicaba que los menores no vacunados a partir de cinco años tienen diez veces más riesgo de morir por coronavirus que los vacunados con al menos la primera dosis.

Ya el sábado la doctora Veronica McNally ha destacado que se han contabilizado dos millones de casos en menores en Estados Unidos, 20.000 hospitalizaciones y más de 200 muertes. "También me preocupa que se quite importancia a la posible gravedad de un virus respiratorio en niños de esta edad y sus consecuencias a largo plazo, como el síndrome inflamatorio multisistémico en niños", ha indicado.

Daley ha resaltado la importancia de trasladar a las familias "lo vital que son estas vacunas para proteger la vida de los niños". "La COVID-19 es la principal causa de muerte por enfermedad infecciosa entre los 0 y los 19 años y la séptima causa de muerte general entre 0 y 19 años", ha subrayado.