La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha precalificado como "innovadora" a la vacuna contra la malaria ‘Mosquirix’ desarrollada por GSK y también conocida como RTS,S/AS01.

La decisión de precalificación de la OMS es un requisito previo obligatorio para que los organismos de las Naciones Unidas, como UNICEF, puedan adquirir la vacuna en colaboración con Gavi, la Alianza para las Vacunas, así como los países elegibles.

La precalificación es el resultado de una evaluación de datos clínicos, de seguridad y técnicos que garantizan que la vacuna cumple las normas de calidad, seguridad y eficacia, y es adecuada para la población destinataria.

"La precalificación de Mosquirix por parte de la OMS es un paso clave para es un paso clave para llegar a los niños con la primera y única vacuna contra la malaria aprobada. La malaria sigue siendo una causa importante de enfermedad y muerte de niños en muchas partes del mundo, y es un importante factor de desigualdad", ha dicho el director de Salud Global de GSK, Thomas Breuer.

Hasta ahora, más de un millón de niños de Ghana, Kenia y Malawi han recibido al menos una dosis de ‘Mosquirix’, donada por GSK, si bien la precalificación de la OMS allana el camino para que más niños se beneficien de la ella.