Un nuevo estudio publicado en ‘The New England Journal of Medicine’ no ha encontrado ninguna correlación entre la vacunación con COVID-19 y el riesgo de abortos espontáneos en el primer trimestre, lo que proporciona una prueba más de la seguridad de la vacunación con COVID-19 durante el embarazo.

El estudio analizó varios registros nacionales de salud en Noruega para comparar la proporción de mujeres vacunadas que experimentaron un aborto espontáneo durante el primer trimestre y las mujeres que seguían embarazadas al final del primer trimestre.

«Nuestro estudio no halló pruebas de un aumento del riesgo de pérdida temprana del embarazo tras la vacunación con COVID-19 y se suma a los resultados de otros informes que apoyan la vacunación con COVID-19 durante el embarazo», escriben los autores del estudio, entre los que se encuentra la doctora Deshayne Fell, coautora, profesora asociada de la Escuela de Epidemiología y Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad de Ottawa y científica del Instituto de Investigación del Hospital Infantil del Este de Ontario (CHEO).

Resultados tranquilizadores

«Los resultados son tranquilizadores para las mujeres que fueron vacunadas al principio del embarazo y apoyan la creciente evidencia de que la vacunación con COVID-19 durante el embarazo es segura», sostiene.

La doctora Fell, que actualmente dirige un estudio en Ontario sobre la eficacia y la seguridad de las vacunas COVID-19, y el equipo internacional responsable del estudio, no encontraron ninguna relación entre el tipo de vacuna recibida y el aborto espontáneo. En Noruega, las vacunas utilizadas fueron las de Pfizer, Moderna y AstraZeneca.

«Es importante que las mujeres embarazadas se vacunen, ya que tienen un mayor riesgo de hospitalizaciones y COVID-19 y de complicaciones, y sus bebés tienen un mayor riesgo de nacer antes de tiempo. Además, es probable que la vacunación durante el embarazo proporcione protección al recién nacido contra la infección por COVID-19 en los primeros meses después del nacimiento», escriben los autores del estudio.