La vacuna candidata adyuvada recombinante frente a la COVID-19 de Sanofi y GSK ha logrado tasas elevadas de respuestas de anticuerpos neutralizantes. El resultado va en línea con las tasas medidas en personas que se han recuperado de la COVID-19, en todos los grupos de edad adulta, en un estudio de fase II con 722 voluntarios. Se espera que en las próximas semanas comience un estudio pivotal a nivel mundial de fase III.

Los resultados iniciales de la fase II han mostrado una seroconversión del 95% al 100% después de una segunda inyección en todos los grupos de edad (18 a 95 años) y en todas las dosis, con una tolerabilidad aceptable y sin problemas de seguridad. En general, la vacuna candidata provocó fuertes niveles de anticuerpos neutralizantes que eran comparables a los generados por la infección natural, con niveles más altos observados en adultos jóvenes (18 a 59 años).

Después de una sola inyección, se generaron altos niveles de anticuerpos neutralizantes en participantes con evidencia de infección previa por SARS-CoV-2, lo que sugiere un gran potencial para el desarrollo como vacuna de refuerzo.

Finalización de fase II

“Nuestros datos de la fase II confirman el potencial de esta vacuna para desempeñar un importante papel en la actual crisis mundial de salud pública, ya que sabemos que se necesitarán varias vacunas, especialmente a medida que continúen surgiendo variantes y la necesidad de vacunas eficaces y de refuerzo que puedan almacenarse a temperaturas normales, aumenta”, ha afirmado Thomas Triomphe, Executive Vice President y Director de Sanofi Pasteur. “Con estos resultados favorables, estamos preparados para avanzar hacia un estudio global de eficacia de fase III. Esperamos generar datos adicionales y trabajar con nuestros socios en todo el mundo para que nuestra vacuna esté disponible lo más rápido posible”, concluye.

Roger Connor, presidente de Vacunas de GSK, ha añadido: “Estos datos positivos muestran el potencial de esta vacuna candidata con adyuvante a base de proteínas en el contexto más amplio de la pandemia, incluida la necesidad de abordar las variantes y proporcionar dosis de refuerzo. Creemos que esta vacuna candidata puede hacer una contribución significativa a la lucha en curso frente a la COVID-19 y pasará a la fase III lo antes posible para cumplir con nuestro objetivo de que esté disponible antes de fin de año”.

Paso a fase III

Basándose en estos resultados iniciales positivos de la fase II, ambas compañías planean iniciar un estudio global aleatorizado doble ciego de fase III con la dosis de 0,01 mg en combinación con el adyuvante pandémico de GSK en las próximas semanas. Se espera que en el ensayo de fase III participen más de 35.000 personas adultas de un amplio número de países. Además, se evaluará la eficacia de dos formulaciones de vacunas, incluidas las variantes D614 (Wuhan) y B.1.351 (Sudáfrica).

Paralelamente, las compañías planean realizar estudios de refuerzo con varias formulaciones variantes. Ello tiene como objetivo evaluar la capacidad de una dosis más baja de la vacuna para generar una fuerte respuesta de refuerzo, independientemente de la plataforma de vacuna inicial recibida.

A la espera de los resultados positivos de la fase III y las revisiones regulatorias, se estima que la vacuna sea aprobada en el cuarto trimestre de 2021.