Moderna, Inc. anuncia nuevos datos clínicos sobre su candidato de vacuna bivalente (ómicron) de refuerzo de COVID, ARNm-1273.214.

Esto un mes después de la administración en participantes previamente vacunados y aquellos que habían recibido el refuerzo.

En un comunicado, se señala que se administró una dosis de refuerzo de 50 μg de ARNm-1273.214, que provocó respuestas potentes de anticuerpos neutralizantes contra las subvariantes de ómicron BA.4 y BA.5 en todos los participantes.

“La compañía está trabajando para completar las presentaciones regulatorias en las próximas semanas, solicitando actualizar la composición de la vacuna de refuerzo a ARNm-1273.214”, indica.

Tercera dosis de refuerzo

La compañía destaca que una tercera dosis del prototipo de vacuna de refuerzo demostró ser eficaz contra la infección y la hospitalización.

Ante la continua evolución del SARS-CoV-2, nos anima mucho que nuestro principal candidato como refuerzo para el otoño, haya mostrado altos títulos de neutralización.

Así lo expresa Stéphane Bancel, director ejecutivo de Moderna.

Bancel añade que estos resultados serán presentados a las agencias regulatorias y se alistarán para suministrar la vacuna de refuerzo bivalente de próxima generación a partir de agosto. “Así nos estaremos adelantando a un posible aumento de las infecciones por SARS-CoV-2 debido a las subvariantes de ómicron a principios de otoño”, afirma.

Rumbo a una mayor vacunación contra COVID-19

En su comunicado, la empresa señala que los datos compartidos se suman a los publicados a principios del mes sobre el estudio en curso Fase 2/3 en aproximadamente 800 participantes.

En los más de 10 años transcurridos desde su creación, Moderna mantiene alianzas con un amplio abanico de colaboradores gubernamentales y comerciales.

Tanto nacionales como extranjeros, lo que le permite llevar a cabo tanto una ciencia innovadora como una rápida ampliación de la fabricación de vacunas y otros tratamientos.