Vacunación COVID-19 para pacientes con cáncer, entre otros grupos de riesgo. La Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME) ha ampliado sus documentos de recomendaciones para la vacunación frente a la COVID-19. Estos informes han incluido a los pacientes con cáncer, inmunosuprimidos, niños y adolescentes, así como mujeres durante la lactancia. Anteriormente ya se han publicado tres documentos de recomendaciones dirigidos a los pacientes anticoagulados o con trastornos de la coagulación, pacientes alérgicos y embarazadas.

En este sentido, FACME y las sociedades científicas que la forman han recordado su compromiso “de generar recomendaciones acerca de la vacunación de determinados grupos que podrían considerarse de riesgo o de condiciones especiales”. Su objetivo es que los facultativos dispongan de información protocolizada y apoyada en la mayor evidencia científica a la hora de aconsejar la inmunización frente a la COVID-19. Este trabajo se desarrolla en el seno del Grupo de Vacunación del Consejo Asesor de FACME contando en cada caso con las sociedades miembro con mayor conocimiento en el tema.

Vacunación COVID-19 para pacientes con cáncer y otros grupos de riesgo

Durante la pandemia, el trabajo de las sociedades científicas y su puesta a disposición de las administraciones está siendo una constante. Según la Federación que preside Pilar Garrido, es necesaria “la puesta en común de la evidencia científica. También de los criterios técnicos como garantía para lograr los mejores resultados”. De esta forma, será posible “evitar divergencias de criterio que generan confusión en los profesionales y en la sociedad en general”.

Asimismo, el Consejo Asesor COVID de FACME ha incorporado a expertos de todas las sociedades médicas. El fin es evaluar con rigor las sospechas de reacciones adversas que vayan apareciendo. Esta labor se realiza en colaboración con la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). Estas entidades pretenden “seguir manteniendo la máxima efectividad y seguridad posibles en el proceso de vacunación”.