La consejera de Sanidad de la Comunidad Valenciana, Ana Barceló, ha explicado su propuesta para la mesa técnica que se celebrará con los sindicatos. En concreto, el debate es que va a renovar solo 5.337 plazas a partir del 1 de junio y hasta el 31 de diciembre de 2021 de los de 9.309 contratos Covid actuales. Esto supone la supresión del 43 por ciento de esos puestos.

Según Barceló esta propuesta “no supone una reducción de plantilla”, sino “adaptar” los contratos covid a la nueva situación epidemiológica. Paralelamente, justifica que se crearán nuevas plazas estructurales definitivas. Estas plazas serán acordes con las necesidades asistenciales de la Comunidad Valenciana.

Más allá de los contratos Covid

Por ello, se va a estudiar, como ya anunció el presidente Puig, a partir del verano todas las necesidades estructurales de la sanidad pública valenciana. Así el objetivo es “crear nuevas plazas que sean definitivas y que no estén vinculadas exclusivamente a la situación que hemos vivido”.

“Ahora ya tenemos que pensar también en el post- Covid y adaptar las plantillas a las necesidades asistenciales que a partir de ahora vamos a tener”, ha explicado. De esta forma, “hay que adaptarnos a las circunstancias y algunos contratos seguirán vinculados a la covid y otros a la situación asistencial que empezamos a tener”.

En cualquier caso, Barceló ha aclarado que el planteamiento sobre los contratos Covid que se lleva a la Mesa técnica “aún no está cerrado”. Este se tiene que abordar en las sucesivas reuniones que se mantengan en los próximos días. Así,  Barceló ha apuntado que “lo importante” es adaptar los recursos a la situación actual en función de las necesidades de cada uno de los departamentos de salud.