El departamento de Sanidad de la Comunidad Valenciana del Ejecutivo autónomo está decidido a dar por finalizadas a lo largo de esta legislatura las contrataciones por libre designación en los hospitales públicos de la comunidad. Para ello, tiene ya ultimado el borrador de la nueva orden que reglará el método para la selección del personal temporal para plazas estatutarias.

Con esta orden, la consejería escucha las demandas de los profesionales vehiculadas a través de los sindicatos mayoritarios en la Administración sanitaria, que desde hace tiempo vienen denunciando las contrataciones por libre designación  que “fomenta la desigualdad de los sanitarios a la hora de acceder a las plazas en igualdad de condiciones. Nuestra petición, por fin escuchada, es poner fin a los nombramientos ‘a dedo’  en todos los centros gestionados por el Departamento”, han subrayo a EL MÉDICO INTERACTIVO portavoces sindicales, satisfechos por la iniciativa.

En este sentido, la consejería de Sanidad de Valencia hará público el listado de empleo temporal y bolsas de reservas según los criterios y las normas de funcionamiento contemplados en el borrador. A las listas podrán presentarse los sanitarios interesados en ofertas de corta duración –de menos o igual a cinco días- y para concursos a tiempo parcial.

Según distintas asociaciones de colectivos médicos consultados por este periódico, la norma tiene como novedad que ha incrementado el número de departamentos de salud a escoger a un máximo de cinco, cuando en hoy por hoy son tres y también contempla como novedoso la elección de categorías y departamento. Tras llevarse a cabo a selección no podrá modificarse mientras esté vigente la edición de la bolsa de trabajo.

En casos de sustituciones

Desde el Gobierno valenciano apuestan también por dar solución a las necesidades asistenciales de distintas categorías profesionales cuya duración previsible sea igual o menor a cuatro meses. En esta línea, la norma contempla diferentes categorías profesionales, unos méritos que tienen que ver con la experiencia para el puesto al que se accede y la formación que se precise para las zonas de trabajo concreto en la citada orden. “Los sanitarios interesados en acceder a las plazas necesitarán contar con una experiencia profesional de hasta seis meses en los últimos tres años, al margen de los méritos determinados”, señalan fuentes próximas a la Administración valenciana.