“Vamos a realizar un diagnóstico sobre la situación de la cirugía en España”, apunta a EL MÉDICO INTERACTIVO, Elena Martín, jefa de Servicio de Cirugía del Hospital Universitario de La Princesa de Madrid  y presidenta electa de la Sociedad Española de Cirujanos (AEC). Este es uno de los aspectos innovadores en los que empezará a trabajar la nueva junta de la AEC.Queremos hacer un mapa con la distribución geográfica de los servicios de cirugía de todo el país”.

De este modo, explica, podremos obtener una buena información de todos los recursos humanos y técnicos que tenemos. “Así podremos hacer una previsión de las necesidades de cirujanos para los próximos años”. La doctora Martín sostiene la necesidad de disponer de datos actualizados del  número de profesionales y ver las necesidades a futuro.

Desde la AEC, con toda esa información actualizada, intentarán representar a los cirujanos españoles en el Ministerio de Sanidad y distintas entidades públicas, “con el fin de defender la especialidad”. De hecho, una de las aspiraciones de los integrantes de la AEC es que cuenten con ellos en la toma de decisiones sobre puestos de trabajo, inversión y la planificación, “según la situación de cada momento”.

Los nuevos tiempos

En esa adaptación de la cirugía a los nuevos tiempos, la doctora Martín se refiere a la necesidad de trabajar en acreditar las unidades de referencia. “Para ello hay que establecer programas de acreditación y que todas las áreas de la AEC tengamos una normativa en la que cada uno pueda acreditarse”, explica.

Pero no solo eso, “sino que también sean entidades que proporcionen una atención de calidad, formación a los residentes, a la gente que quiera prepararse allí”. La nueva presidenta se fija como objetivo llegar a los cirujanos de todos los lugares  del país “para que se adhieran a la AEC no solo los de los hospitales de alto nivel”.

Conciliación

Martín es la primera mujer que  presidirá la máxima organización de esta especialidad en España, por ello, recuerda que también en la Cirugía se tiene que lograr la  conciliación laboral y familiar. “Las leyes de igualdad lo contemplan, pero tenemos que trabajar más en las libranzas, y los permisos de maternidad y paternidad y adaptarlos a la Cirugía General”, explica. “Hay muchas implicaciones en la formación, en la carrera profesional quirúrgica; hay que lograr que se puedan compaginar bien. Muchas veces no hay tiempo para formarse, pero que se pueda adaptar a las situaciones”.

Insiste en este tema. De hecho, el 60 por ciento de las residentes juniors son mujeres y “cada vez hay también más mujeres adjuntas”, explica.

Cirugías y residentes

Esta profesora asociada de Cirugía en la facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid muestra  también su preocupación por la suspensión de cirugías por la pandemia. “Desde la AEC hemos colaborado con el Ministerio para ver el modo de iniciar la actividad quirúrgica; hay que retomarla para que no sigan creciendo las listas de espera de las operaciones no urgentes”, añade.

La doctora Martín también reconoce que “normalizar las cirugías no urgentes hará que los residentes puedan seguir con su formación”. “Es importante que trabajemos con ellos para que puedan recuperar el tiempo perdido tras la suspensión de las cirugías programadas y adaptadas a cada año de residencia”, concluye.