El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha suspendido una designación del Servicio Vasco de Salud (SVS)-Osakidetza en el Hospital  Universitario de Vitoria, en Álava, al no haber incluido mujeres en el órgano encargado de la selección. El varapalo judicial coincide con las sistemáticas denuncias que vienen llevando a cabo los sindicatos con representación en la mesa sectorial en relación a la situación laboral en la que se encuentran las profesionales femeninas en la Sanidad vasca, y por los “nombramientos a dedo” para puestos directivos que realiza Osakidetza.

La designación de jefaturas se produce mediante concurso de méritos en el que el tribunal se encarga de puntuar a los distintos candidatos. Los aspirantes presentan su currículo y una memoria con el plan de gestión que proponen y que deben defender. Además, el Tribunal que debe puntuar ambos apartados debe contar no solo con un representante del Instituto Vasco de Administración Pública (IVAP), sino también con un número de hombres y mujeres respete la paridad de sexos. Así se lo ha demandado la Justicia en una reciente sentencia que, según ha relatado Bernardo Zamora Zubimendi a diferentes medios y agencias del País Vasco  “va a tener una trascendencia sumamente relevante en las convocatorias públicas para la selección de personal a través de concursos públicos”.

Osakidetza tiene una plantilla de 35.371 empleados, entre trabajadores fijos, eventuales y en formación. Según los datos de las centrales, el 79 por ciento son mujeres, de las que el 38,5 por ciento dispone de un contrato a tiempo parcial, un porcentaje notablemente inferior –en torno a diez puntos superior a sus compañeros varones- en su misma situación. Además, según han apuntado fuentes sindicales a EL MÉDICO INTERACTIVO, la Sanidad pública vasca dispone de 1.953 trabajadores en puestos de mando, entre personal directivo y jefaturas intermedias. En porcentajes, las mujeres suponen algo menos del 4 por ciento del personal de su sexo, mientras que los varones representan el 11,4 por cientp.

La justicia tumba una designación arbitraria

Tras cuatro años de litigio, el abogado Zamora Zubimendi ha logrado que el Alto Tribunal Vasco suspenda la  convocatoria del concurso para cubrir el jefe de sección de Digestivo convocado por el Hospital Universitario de Álava (HUA). Fue una veterana facultativa del servicio de Digestivo del HUA quien recurrió el nombramiento de un joven médico para la jefatura, al considerar que no era una designación arbitraria. De este modo, ha quedado revocado el nombramiento de la persona que resultó seleccionada para este puesto.

En la sentencia ya en firme, los magistrados de la Sección Tercera de la Sala de lo Contencioso Administrativo aseguran que la comisión encargada de valorar a los candidatos “no se constituyó con los componentes exigidos por la ley y, por lo cual, la decisión adoptada no es válida”. Asimismo, los jueces indican que, además de no contar con un miembro designado por el IVAP, “se han vulnerado las normas tendentes a evitar la discriminación por razón de sexo”.

El abogado tiene la esperanza de que María Jesús Múgica, actual directora de la Sanidad Vasca, obligue a Osakidetza a revisar los protocolos de actuación. Es más urge a que sea así en el nombramiento de jefaturas. Según ha adelantado Zamora Zubimendi, en el territorio de Álava se ha empezado a considerar “a raíz de la demanda presentada a instancias de una veterana doctora del servicio Digestivo del HUA quien recurrió el nombramiento de un joven médico al considerar que era del todo arbitraria”. Sin embargo en los territorios de Gipuzkoa y Bizkaia aún no se están realizando los protocolos conforme a lo exigido por los jueces. “Esto dará lugar a recursos”, ha sentenciado el letrado.

La falta de paridad en los tribunales de designación de Osakidetza vulnera la ley autonómica de Igualdad de 2005. Según esta normativa, la composición de un órgano de selección «ha de ser equilibrada entre hombres y mujeres». Concretamente, en los órganos conformados por más de cuatro miembros, «cada sexo debe estar representado al menos en un 40 por ciento»; en el resto tan solo es necesario haya personas de ambos géneros.

Conflictos en los nombramientos de las OSIS

Por otro lado, el hecho de que haya sido en Álava donde se haya producido el conflicto se explica ya que en esta provincia los dos hospitales de Vitoria-Gasteiz: Txagorritxu y Santiago se han unido en el HUA. Esto viene a suponer que los servicios de los dos centros están organizados bajo una sola jefatura. “Situación que está provocando muchas tensiones entre los trabajadores de los dos hospitales”, han reconocido fuentes sindicales de los dos centros.

En su conjunto, Osakidetza está inmersa en un proceso de continuos nombramientos por la puesta en marcha de las organizaciones sanitarias integradas OSIS, que aúnan bajo la misma dirección las jefaturas de las comarcas y también de los hospitales.

Al hilo de la sentencia del Alto Tribunal, los sindicatos de Osakidetza  han vuelto a exigir a la Administración sanitaria vasca  “que cada puesto se adjudique al candidato –bien hombre o mujer– por sus cualidades profesionales, después de haber obtenido una mayor puntuación tras la baremación de los méritos establecidos en cada convocatoria”.

Osakidetza: “Garantizamos los procesos de selección” 

Por otro lado, Osakidetza ha asegurado que todos los tribunales que en la actualidad se dedican a seleccionar a los mandos intermedios del Servicio Vasco de Salud respetan «los criterios de igualdad» entre mujeres y hombres establecidos en una instrucción interna.

El Servicio Vasco de Salud se ha referido, a través de un comunicado, a una sentencia del pasado mes de mayo, que anuló un concurso en el Hospital Universitario de Álava (HUA) porque el tribunal encargado de la selección no incluía a ninguna mujer.

Osakidetza ha afirmado que el fallo, emitido por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), se refiere a un concurso de 2013, y que la Jefatura de Sección a la que se refiere la sentencia se encuentra «vacante» en la actualidad.

Por ese motivo, ha subrayado que la sentencia del TSJPV «no tiene por ahora ningún efecto sobre la actual organización del Servicio Digestivo» del Hospital Universitario de Álava (HUA).

«Además, ha explicado que con posterioridad a dicho concurso, Osakidetza aprobó una instrucción «que garantiza los criterios de igualdad en los procesos selectivos».

El Servicio Vasco de Salud ha manifestado que el análisis del cumplimiento de los criterios de igualdad de los procesos selectivos incluye una «cláusula de equilibrio» en los tribunales, por la cual la representación hombres o de mujeres no puede ser inferior al 40 por ciento. La norma también establece la necesidad de «un uso inclusivo del lenguaje» y medidas de «acción positiva».

Osakidetza ha asegurado que «a día de hoy, todos los tribunales para nombramiento de mandos intermedios cumplen la citada instrucción, que garantiza los criterios de igualdad».