Redacción. Madrid.- Varias Sociedades Científicas y Organismos Institucionales, entre ellos la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC) y el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT), han desarrollado iniciativas para dejar de fumar con motivo de la conmemoración del Día Mundial Sin Tabaco, que se celebra este 31 de mayo.

Más de 1.600 centros de salud de toda España participan activamente en la IV Semana Sin Humo, que, con el eslogan "Para empezar…, una semana sin fumar. Hazlo por ti, hazlo por todos", y promovida por la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC), ha discurrido en toda España en la semana previa al Día Mundial sin Tabaco. En Madrid, aproximadamente el 80 por ciento de los centros ofrecen información, material divulgativo y la posibilidad de acceder a terapias a quienes deseen dejar de fumar.

Con esta actividad de educación sanitaria se pretende informar a los fumadores de la importancia del abandono del tabaco. movilizar a los usuarios que fuman de los centros de salud para que realicen actuaciones encaminadas a la deshabituación del tabaco. movilizar a los profesionales de la Atención Primaria para que realicen intervenciones sobre los fumadores. implicar a los médicos de familia y profesionales de enfermería de los centros participantes para que inicien de tres a cinco tratamientos de deshabituación y así conseguir que, coincidiendo con esta semana, unas 40.000 personas estén inmersas en un proceso de abandono de tabaco. y, finalmente, coordinar a unos 10.000 médicos de familia y enfermeros de centros de salud de toda España para que realicen tratamientos de deshabituación de tabaco.

El doctor Luis Aguilera, presidente de la semFYC, señala que los médicos de familia tienen la obligación de informar a todos los pacientes que acuden a sus consultas sobre los riesgos del tabaco para la salud, registrar el hábito de fumar en la historia clínica como si fuera una constante vital y aconsejar a todos los fumadores para que abandonen el tabaco. También es muy importante, a juicio del presidente de la semFYC, que para los fumadores que necesiten ayuda para dejar de fumar los profesionales de Atención Primaria faciliten una ayuda más intensiva, que puede incluir el uso de medidas farmacológicas o el apoyo psicológico.

Por otra parte, también con motivo del Día Mundial Sin Tabaco 2003, el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), ha reiterado tanto a la sociedad como a los medios de comunicación la gravedad de los daños que causa el tabaco, y la importancia de su prevención. Asimismo, ha enfatizado a los numerosos fumadores que contemplan el dejar de fumar, que precisamente esto es lo más importante que pueden hacer por su salud. Dejar de fumar es posible, y los beneficios de hacerlo son claros e inmediatos, en todas las edades.

El CNPT constata también la creciente implicación de los profesionales de la salud en la prevención, se congratula por este proceso y espera su ampliación y su apoyo desde el sistema sanitario. Valora positivamente los nuevos recursos disponibles en algunas Comunidades Autónomas para ayudar a los fumadores a dejar de fumar, constatando la necesidad de su ampliación organizada y urge a la inmediata puesta en marcha del Plan Nacional de Prevención y Control del Tabaquismo. En su opinión, "sólo con políticas decididas que regulen la promoción, el precio del tabaco y los espacios sin humo, y con la dotación de recursos apropiados para ayudar a los fumadores será posible avanzar en su control social".

Caramelos por cigarrillos

El CNPT, junto con la Asociación Española de Fabricantes de Caramelos y Chicles, y con la colaboración de AENA, Metro de Madrid y Transports Metropolitans de Barcelona, ha puesto en marcha una campaña divulgativa en los aeuropuertos de Madrid, Barcelona, Valencia, La Coruña y en diferentes estaciones de metro de Madrid y Barcelona. Así, bajo el lema "Haz tu vida más dulce, abandona los malos humos", la campaña está dirigida a los fumadores que utilizan el transporte público quienes están recibiendo consejos sobre cómo dejar de fumar y pueden cambiar su cigarrillo por caramelos y chicles. Se calcula que más de un 1.000.000 de usuarios están siendo testigos de esta iniciativa contra el tabaco, a la que se ha adherido también la Fundación Española del Corazón.

Por su parte, y también con motivo del Día Mundial sin Tabaco, la Sociedad Catalana de Neumología (SOCAP) ha subrayado su inquietud ante el aumento del tabaquismo entre los jóvenes en España (entre el 40 y el 42 por ciento de entre 15 y 20 años aseguran haber fumado) y las pocas medidas e iniciativas tanto de prevención como de tratamiento del tabaquismo.

"La adicción al tabaco, como enfermedad, dispone de un tratamiento. Pese a ello, muchos profesionales desconocen el conjunto de medidas que pueden llevar a cabo, ya que en la facultad nadie les ha hablado del abordaje preventivo y terapéutico de esta enfermedad", subraya el doctor Italo Sampablo, uno de los coordinadores del grupo de Tabaquismo de la SOCAP. Para paliar este vació informativo, este grupo científico desarrolla cursos de aprendizaje para aquellos interesados en tratar de una forma global a los adictos al tabaco. Una terapia que, al mismo tiempo, y en opinión de este experto, debería estar incluida entre las prestaciones ordinarias de la Seguridad Social. Pero, aunque como sociedad científica ya está llevando a cabo iniciativas para paliar este déficit, la SOCAP no duda en reivindicar un abordaje más frontal al tabaquismo, y no sólo en cuanto a formación de los profesionales, sino también para hacerle frente con eficacia. Una iniciativa que según esta sociedad científica debería recaer tanto en las Unidades de Tabaquismo, como implicando al colectivo médico, a las Administraciones (especialmente sanitarias) y a la misma población general.

Centros sanitarios sin humo

Finalmente, la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública ha señalado que el tabaquismo es un problema fundamental de Salud Pública, en todo el mundo y muy especialmente en España. La FADSP considera notorio el incumplimiento de la normativa vigente sobre tabaquismo en España y el escaso control de las autoridades sanitarias al respecto. Por ello, el Ministerio de Sanidad y las CC.AA. "deberían hacer especial hincapié en conseguir centros sanitarios sin humo, en un momento en el que en más del 70 por ciento de los centros sanitarios se fuma en lugares de uso común".