Alfonso Fernández Mañueco, tras su toma de posesión el martes como presidente de la Junta de Castilla y León (CyL), ha decidido mantener en su puesto de consejero de Sanidad al también popular Alejandro Vázquez que sustituyó al frente de esta cartera a Verónica Casado, cesada de su cargo hace solo cuatro meses.

El responsable de la Sanidad de CyL es natural de Burgos, nacido en 1963, licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Valladolid y especialista en Nefrología y muestra un perfil más moderado y silencioso que su antecesora, Verónica Casado que fue consejera nombrada por Ciudadanos.

Vázquez, con una amplia experiencia en el terreno asistencial, fue director médico en el área de Salud de Ibiza y Formentera, en el Hospital Can Manises, así como en el complejo asistencial de Zamora (2008-2011) y en el de Burgos (2011-2013). Además, en el Hospital Virgen de la Concha (Zamora) como en el Hospital de Burgos desarrolló su actividad profesional en el servicio de Nefrología.

El presidente castellano leonés ha apostado por Vázquez para liderar las políticas sanitarias que quiere llevar a cabo en la Comunidad. Entre ellas será el encargado de que los consultorios locales se mantengan abiertos, así como reforzar la Atención Primaria (AP), al tiempo deberá de realizar un Plan para reducir de forma lo más rápido posible las listas de espera.

El recién reelegido presidente se hace eco así de las demandas de los profesionales y la ciudadanía que se han manifestado en numerosas ocasiones para demandar un reforzamiento de la Sanidad pública, "principalmente en la AP, cuya situación es Castilla y León es insostenible. Si no se aborda decididamente se colapsará", han subrayado a EL MÉDICO INTERACTIVO fuentes sindicales.

Zonas rurales

En el pacto de coalición entre PP y Vox que ha derivado en el Gobierno de coalición se afirmaba la necesidad de continuar garantizando “la Sanidad pública, reforzando las inversiones y los presupuestos, sobre todo en Atención Primaria”. Todo ello sobre un sistema sanitario que fuera gratuito, cercano e innovador.

Otro de los retos a los que se tendrá que enfrentar el consejero de Sanidad es reforzar los consultorios de las zonas rurales, “para que las personas puedan acceder a los servicios sanitarios”. Esta es una queja permanente de los médicos rurales, "por la dispersión de los centros en CyL que hace que los desplazamientos sean muy duros para los facultativos de Primaria en unas condiciones laborales muy malas", recalcan las centrales.

Polémica

En los pocos meses que ha estado como consejero de Sanidad, Vázquez tuvo que  hacer frente al incremento de contagios por la sexta ola epidemiológica. Una de las medidas que más controversias generó en este sanitario del PP fue la derivación de test masivos de antígenos a principios de año a empresas privadas.

Él justificó la actuación como medida para aliviar la AP, pero sobre todo, los servicios de urgencia. Medida que no agradó a los grupos de la oposición ni tampoco a los sindicatos. "Con este Gobierno del PP-Vox vamos a seguir en pie con nuestras reivindicaciones; estaremos expectantes para que no se privatice la Sanidad; es uno de nuestros temores", sentencian los colectivos profesionales en plena coincidencia con las centrales.