Jesús Romano. Málaga.- El presidente del Colegio de Médicos de Málaga y vicepresidente del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos, Enrique López Peña, ha calificado de "pulso estúpido" la aprobación del decreto andaluz en el que se establece que los profesionales sanitarios de la Administración Pública contarán con un Código Numérico Personal que les identificará a la hora de suscribir documentos oficiales sobre procesos asistenciales y prestaciones sanitarias. Además, aseguró que el visto bueno del Consejo de Gobierno a esta norma pone de manifiesto la "política de imprudencia" de la Consejería de Salud.

López Peña realizó estas declaraciones tras conocer que el Ejecutivo regional había aprobado el decreto en virtud del cual se le asignará a los facultativos un código de identificación que vendrá a sustituir al número de colegiado en aquellos casos en los que el profesional haya optado por la no colegiación. De esta forma, la norma viene a desarrollar el texto legal que exime de la colegiación al personal funcionario estatutario o laboral que trabaja en exclusiva para la Administración pública.

Sin embargo, la normativa que libera a estos profesionales andaluces de la colegiación fue recurrida ante el Tribunal Constitucional por el Gobierno central, por lo que los Colegios de Médicos andaluces se encuentran a la espera de una resolución judicial. "La aprobación del decreto que regula la aplicación del Código Numérico Personal es una imprudencia, porque aún está pendiente de que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre el recurso que está pendiente", manifestó el máximo responsable del Colegio de Médicos de Málaga, quien, además, planteó la posibilidad de que este número de identificación sea ilegal.

"Existen dos sentencias del Tribunal Superior", precisó López Peña-, "una de ellas dictada respecto a un médico militar, en las que se subraya la obligatoriedad de cumplimentar determinados documentos oficiales con el número de colegiado, entre ellos, los certificados de defunción". A este respecto, se mostró convencido de que la respuesta del Tribunal Constitucional "será en esta misma línea", por lo que se preguntó que "qué hará luego la Junta de Andalucía".

Los Colegios de Médicos andaluces habían instado a la Junta de Andalucía a que esperara a conocer la respuesta al recurso para avanzar (o no, según el fallo) en la aplicación de esta norma, así como en la aprobación de la Ley Reguladora de Colegios Profesionales. El Ejecutivo autonómico, sin embargo, ha hecho caso omiso.