“Hay que prestigiar y empoderar a la AP en todos los niveles. No podemos cerrar los ojos ante lo que está sucediendo, ya que este primer nivel es el eje vertebrador del sistema sanitario”. Esta es la opinión de la doctora Cristina Ibarrola, parlamentaria foral de Navarra y vocal de la Sociedad Española de Directivos de Atención Primaria  (SEDAP) por esta Comunidad.

“Se necesita un amplio consenso para volver a garantizar el sistema sanitario potente que ha tenido España”, ha explicado en la entrevista concedida a EL MÉDICO.

En la misma, la especialista ha puesto en valor trabajos como el informe elaborado por la SEDAP y EL MÉDICO INTERACTIVO, con el patrocinio de Sanofi, para conocer la situación de la primaria en el marco del SNS desde el punto de vista de sus propios profesionales y directivos.

“No puede ser que la AP tenga menor retribución e inferior capacidad resolutiva que otros niveles asistenciales”, apunta Ibarrola.

Prestigio

En su opinión, hay que transformarla y reforzarla capacitándola para que dé respuesta más rápida a las necesidades de la ciudadanía. “Para ello, hay que asignar más recursos económicos, humanos y tecnológicos”, incide.

Considera que, además de un mayor presupuesto, es preciso que esta especialidad sea más reconocida, “más atractiva; tenemos que trabajar en buscar fórmulas para que la AP recupere el prestigio que siempre tuvo”, añade Ibarrola. “Hay que cambiar el modelo, reinventarlo”.

La vocal de la SEDAP por Navarra apuesta, tal y como se subraya también en la encuesta, por la incorporación de nuevos perfiles sanitarios para formar equipos multidisciplinarios que mejorarían la atención a los pacientes.

Gestión

Reconoce que la formación en gestión es imprescindible en los gerentes de cualquier nivel asistencial. “Se precisan competencias de liderazgo y comunicación, lo que significa trabajo en equipo”.

Ibarrola insiste en la necesidad de concienciar a la población de que realice un uso racional del SNS, “pero poniéndonos en los zapatos del paciente; debe asumir la parte de responsabilidad que le corresponde”, subraya.

En esa línea sostiene, como profesional y como acompañante de pacientes, que en la Sanidad “quedan muchas cosas por mejorar. En esta labor hay que integrar al profesional. Pero ya basta una sanidad para el paciente sin el paciente”.

La parlamentaria foral reconoce que la tecnología juega un papel clave para que la AP sea resolutiva. “Avanza a una velocidad de vértigo. Hay que incorporar al sistema la innovación y los tratamientos que aporten valor”.

Resultados

Se refiere a la necesidad de sistemas de evaluación de resultados que nos ayuden a mejorar los sistemas, “porque la tecnología es cambiante y tiene que ayudarnos a dar respuesta a las necesidades”.

La experta es una firme partidaria de la financiación basada en valor, de buscar incentivos por resultados comunes. “Los sistemas de salud integrados tienen mejores resultados; la Primaria tiene una gran oportunidad de ser el centro de atención del sistema”, apunta.

Como se refleja en la encuesta, opina que la comunicación entre los dos niveles asistenciales es esencial. “Tienen que tener los mismos objetivos y prioridades para que lleguen a un entendimiento, sin olvidar tener al paciente en el centro”.

Medios

Optimista por naturaleza, Ibarrola, deja al lado la crónica agorera de ese hipotético finiquito de la sanidad pública. “Tenemos medios para que eso no sea así. Pero tenemos que sentirnos orgullosos de nuestro sistema sin dejar de reconocer los problemas que tiene”.

Sostiene que hay que potenciar el sentimiento de pertenencia a la AP de todos los actores que lo conforman. “Es posible reorganizar la Primaria si todos ponemos de nuestra parte y que la sanidad continúe siendo pública, universal y de calidad”, recalca

Para ello, la encuesta de SEDAP y EL MÉDICO INTERACTIVO, donde se refleja el sentir de muchos profesionales de AP “nos ofrece una fotografía que nos indica el camino que tenemos que seguir para sustentar los cambios; es un retrato de gran valor”, sentencia.