Este será el primer curso sin medidas específicas anti-covid. Es por ello que los pediatras de Atención Primaria recomiendan tomar precauciones frente a virus respiratorios. “La incidencia de Covid-19 está a la baja, pero no sabemos qué pasará cuando vuelva el frío”, señala el vicepresidente tercero de AEPap, Pedro Gorrotxategi. A todo ello se unen las informaciones sobre nuevos virus emergentes y brotes epidémicos. Es el de la viruela del mono, que se ha extendido rápidamente por Europa. “Esto aumenta la incertidumbre”. Ante esta situación, AEPap ha consensuado una serie de recomendaciones para que las familias encaren este curso 2022-2023.

Entre otras cuestiones recuerdan que la importancia del lavado de manos para evitar virus respiratorios; el realizar actividades en el exterior cuando sea posible; mantener una ventilación adecuada; evitar el humo de tabaco cerca de menores; no acudir a clase en el caso de fiebre; usar mascarilla en mayores de seis años en el caso de infecciones respiratorias para proteger a abuelos y otras personas vulnerables.

Protegerse de los virus respiratorios en la vuelta al cole

Por otra parte, los pediatras recomiendan mantener al día el calendario de vacunación. “Las vacunaciones del rotavirus (para lactantes menores de seis meses) y la gripe (a partir de los seis meses de edad) están incluidas en los calendarios vacunales oficiales solo para algunos niños de más riesgo. Por su parte, la del rotavirus está recomendada para los nacidos prematuros. En su caso, la de la gripe para los que padecen otras enfermedades de riesgo (cardiopatías, inmunodepresión, etc.). Pero ambas vacunas pueden ser usadas en todos los niños, a la edad correspondiente de cada una, pare mejorar la protección natural frente a estas infecciones”.

Por otra parte, Gorrotxategi recuerda que la pandemia “ha producido un descenso de las vacunaciones infantiles. Por ello, enfermedades que son poco frecuentes desde hace unas décadas, podrían regresar. Es el caso del sarampión, que puede tener consecuencias graves. Incluso de la poliomielitis, terrible enfermedad que produce muertes y parálisis que, como se ha visto en Londres y Nueva York. Si se descuida su vacunación, puede incluso reaparecer en países occidentales”.

Por último, el riesgo de la viruela del mono en los colegios es “realmente muy bajo”, afirman desde AEPap. El principal mecanismo de transmisión está siendo el contacto muy próximo y prolongado piel con piel, lo que hace improbable la transmisión en el centro escolar.