La Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública ha aprobado el nuevo Plan Integral de Prevención de las Agresiones en el Entorno Sanitario. Dicho plan ha contado con el apoyo de todas las organizaciones sindicales con representación en la Comisión Sectorial de Seguridad y Salud Laboral.

"La prevención de las agresiones que sufren los profesionales sanitarios es un objetivo prioritario para la Conselleria de Sanidad". Son palabras del conseller de Sanidad, Miguel Mínguez, en un comunicado.

En este sentido, ha manifestado que un ejemplo de ello es el nuevo Plan Integral de Prevención de las Agresiones en el Entorno Sanitario que la Conselleria acaba de aprobar y que ha contado con el respaldo unánime de las organizaciones sindicales.

El nuevo documento mantiene las líneas estratégicas del Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo recientemente ratificado por España. Además, se establecen nuevas acciones en la prevención de las agresiones, formación y capacitación del personal, atención integral a la víctima de la agresión, y la promoción y mejora de la información e investigación.

Observatorio de agresiones

Mínguez ha resaltado que, como novedad, contempla la creación de un Observatorio de agresiones. Dicho organismo "servirá para mejorar la vigilancia, conocer mejor las causas de estos hechos y elaborar propuestas de intervención".

El observatorio se concibe como un órgano consultivo con funciones de vigilancia y análisis de las causas y de elaboración de propuestas de intervención y promoción de la investigación.

Por otro lado, incluye un mapa de agresiones en cada departamento de salud que tiene como finalidad abordar de una manera específica la prevención de las agresiones en atención primaria. De esta manera, permite identificar los centros, servicios y unidades con mayor riesgo de agresión, reforzando las acciones preventivas. Las medidas dependen de la situación de riesgo detectado.

Decálogo sobre tolerancia cero

Asimismo, Sanidad abordará una nueva campaña de sensibilización y se elaborará un decálogo sobre tolerancia cero frente a las agresiones en centros sanitarios. Respecto a la atención a la persona víctima de la agresión, se va a reforzar y mejorar el circuito de acompañamiento, asesoramiento y asistencia jurídica de la víctima.

Uno de los aspectos que se va a potenciares la mejora de la capacitación y formación del personal sanitario en competencias profesionales y habilidades para afrontar posibles situaciones de conflicto y violencia. Para ello, se va a actualizar el curso de formación online específico sobre prevención de agresiones.

También se contempla la elaboración de material audiovisual sobre gestión de situaciones conflictivas, realización de cursos y talleres prácticos en los mimos centros de trabajo, así como mantener la inclusión de recomendaciones preventivas frente a las agresiones en todas las actividades formativas de prevención de riesgos laborales y jornadas de acogida de nuevas incorporaciones.

Interlocutores policiales sanitarios

A través del nuevo plan se potenciará la coordinación con los interlocutores policiales sanitarios. Para ello, se van a llevar a cabo acciones formativas de forma conjunta. Por otro lado, se creará una comisión de coordinación con los interlocutores policiales sanitarios, y se designará a nivel departamental a un interlocutor que coordine los canales de comunicación entre el departamento de salud y estos interlocutores policiales.