Las vitaminas A, B, C y D son determinantes para la salud oral. Por ello, el Consejo General de Colegios de Dentistas recomienda seguir una dieta saludable para prevenir no solo enfermedades cardiovasculares o la diabetes, sino también para mantener una buena salud oral.

Un dato significativo aportado recientemente por el Consejo ha sido que el 100% de los adultos mayores de 65 años tiene caries. Y poco más del 21% de los dientes afectados se trata de forma adecuada. Ante estos datos, Óscar Castro, presidente del Consejo, ha indicado que en el adulto mayor las patologías orales se relacionan con la diabetes y las enfermedades cardiovasculares, y también con los problemas cerebrales y respiratorios, entre otros.

“El cuidado de la boca se basa en un estilo de vida saludable, especialmente con una dieta adecuada. También se debe evitar el tabaco y el alcohol. Asimismo, de forma periódica es necesario acudir al dentista para disfrutar de una buena salud bucodental”, ha manifestado Óscar Castro.

Alimentos beneficiosos

El Consejo de Dentistas ha recomendado la dieta mediterránea, puesto que da prioridad al consumo de frutas y verduras, pescado y aceite de oliva, mientras que se recomienda limitar la ingesta de carnes rojas y azúcares. Por su parte, los vegetales de hoja verde contienen ácido fólico, que también resulta beneficioso para la salud bucodental.

Igualmente, los vegetales crudos y la fruta fresca son beneficiosos para la eliminación de la placa de los dientes. Por ejemplo, la sustancia antibacteriana xilitol, presente en las fresas, ayuda a reducir los microorganismos del biofilm dental. En todo caso, se recomienda consumir las frutas enteras, mejor que en zumo, para no perder la fibra que aportan.

Lácteos, imprescindibles para la formación de huesos y dientes

En cuanto a los lácteos, también se consideran una destacada fuente de proteínas y vitaminas, especialmente A, D, B2 y B12. Asimismo, son una de las mejores fuentes de calcio, mineral que juega un papel fundamental en la formación de los huesos y los dientes.

Vitaminas determinantes

Respecto a los beneficios que aportan los alimentos señalados, son especialmente necesarias para la salud oral las vitaminas A, B, C y D.

    • Vitamina A: contribuye a mantener sanas las mucosas y el flujo salivar, y, además, es beneficiosa para las encías.
    • Vitamina B: ayuda a disminuir el dolor de las aftas bucales y la inflamación.
    • Vitamina C: esencial para conservar la salud periodontal. Contribuye a reparar los tejidos conectivos necesarios para prevenir la inflamación de las encías.
    • Vitamina D: permite regular los niveles del calcio y del fosfato en la sangre.

Eso sí, los dentistas quieren dejar claro que “ningún alimento o bebida, por muy sano que sea, sustituye al cepillado dental con pasta dentífrica fluorada”.