Antonio Pais, Santiago de Compostela.- El Consejo de Gobierno de la Xunta de Galicia, en su reunión del jueves día 27 de febrero, ha aprobado el proyecto de la Ley de Ordenación Sanitaria de Galicia (LOSGA), que será remitida de forma inminente al Parlamento de la comunidad para su aprobación. El Gobierno gallego resalta que la LOSGA incrementa las garantías de los ciudadanos; y que, asimismo, ha recogido en su texto final, alegaciones de los diversos grupos profesionales a los que afecta y con los que fue ampliamente debatida.

La Xunta de Galicia, en su nota pública tras el Consejo de Gobierno, incide en que el texto de la LOSGA "introduce conceptos muy novedosos de gestión sanitaria, estableciendo la creación del Valedor del Paciente, las comisiones de participación ciudadana, el derecho a una segunda opinión médica y la espera máxima para una operación quirúrgica en 180 días".

Se defiende también desde el Gobierno gallego que la LOSGA tiene al ciudadano como eje del sistema, y que su objeto es la ordenación del sistema sanitario de Galicia. "El proyecto de ley contempla una concepción integral de la salud y fija la universalidad del derecho a las prestaciones de cobertura pública, así como un compromiso de promoción de la equidad y del equilibrio territorial en el acceso a las prestaciones y servicios sanitarios", indica la nota.

Una de las principales novedades que introduce la LOSGA es la Red de Atención Sanitaria de Utilización Pública, que ha levantado mucha polémica al considerar los sindicatos y diversas organizaciones sanitarias que encubre una privatización de la Sanidad. La Xunta defiende, sin embargo, que es "un instrumento para garantizar los servicios y prestaciones que configuran el derecho constitucional a la protección de la salud. Se busca el aprovechamiento de todos los recursos, reconociendo la importancia de los privados ya existentes, para acreditar niveles de calidad homogéneos".

Según recoge el texto del proyecto de ley, la inclusión de centros privados en la red pública implica su sometimiento a los mismos controles sanitarios, administrativos y económicos que los hospitales públicos por parte de la Consejería de Sanidad.

También se determinan en el proyecto de ley las competencias sanitarias de las diferentes administraciones públicas gallegas.

Las principales protestas hacia la LOSGA las mantienen los sindicatos gallegos, que han organizado movilizaciones de protesta, y la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública, como ya ha venido informando EL MEDICO INTERACTIVO en fechas anteriores.

Alegaciones admitidas

La Xunta de Galicia defiende que en el texto final del proyecto de la LOSGA se recogen las alegaciones de diversos grupos, debatidas con los colectivos profesionales a los que afecta y que ya mostraron su satisfacción por la redacción actual. Entre esos grupos profesionales está el Consejo Gallego de Colegios de Médicos, organismo que, no obstante, dejó claro que quedan aspectos concretos pendientes de debate.

Entre los cambios por los que el Consejo Gallego mostró su satisfacción están el del artículo 58 de la LOSGA, por el que la movilidad funcional y geográfica de los trabajadores sólo se producirá por necesidades imperativas de la organización sanitaria; también, el artículo 64, que establece ahora que el intercambio de personal libre entre fundaciones y hospitales del Sergas tendrá carácter temporal; o el artículo 65, relativo a los profesionales de cupo y zona, por el que los cambios para el personal tendrán una valoración voluntaria.